23
Nov

ALITAS DE POLLO PICANTES Y SUPER CRUJIENTES!

Estas alitas de pollo son simplemente deliciosas, picantes y super crujientes, es la receta de las buffalo wings, o alitas de pollo bufalo, que son muy picantes y van acompañadas de una salsa de queso azul. Es una receta super básica porque se hacen en el horno, así que no hay mucho de lo que preocuparse ya que se hacen solas! Eso si para que queden muy crujientes han de estar casi una hora y media en el horno, por lo que no es una receta rápida, pero si super sencilla!

Yo he usado sriracha que es como ya sabéis mi salsa picante favorita del mundo mundial, pero podéis usar la que mas os guste a vosotros, o incluso si no os gusta el picante dejarlas tal cual o usar una salsa barbacoa y ya veréis como disfrutáis! Y es que comer con las dedos pone el acto de comer en un nivel mas disfrutón, y ademas con una salsa de queso azul para mojar, ya ni te cuento! No se muy bien que tipo de magia ocurre, pero cuando mojéis estas alitas en la salsa notareis a parte del picante un sabor dulce y delicioso! Pura magia! Esta receta es perfecta para que la preparéis el fin de semana! Podéis añadir al horno las patatas asadas perfectas, una ensalada de lechuga, para compensar tanta indulgencia y a disfrutar!!!

INGREDIENTES

1 kg de alitas de pollo campero

2 cucharadas de levadura química (tipo royal)

sal

150 ml de sriracha

1 cucharada de azúcar moreno

SALSA DE QUESO AZUL

2 cucharadas de mayonesa

1 ajo

100 gr de queso azul

nata liquida

zumo de medio limón

pimienta recién molida

Lo primero de todo es precalentar el horno a 120º.

Limpiamos bien las alitas quitando las plumas que puedan quedar.

Ponemos las alitas en un bol y añadimos la levadura química y la sal. Removemos bien hasta que queden cubiertas.

En una rejilla que hemos untado con aceite previamente colocamos las alitas con la piel hacia arriba.

Las metemos en el horno el la posición mas baja, y dejamos que se asen durante 30 minutos, esto hará que la grasa de derrita poco a poco por lo que quedaran menos grasientas.

Pasado este tiempo subimos la temperatura del horno a 220º y movemos las alitas a la posición mas alta y las asamos durante 50 minutos mas!

Mientras se hacen las alitas preparamos la salsa, derretimos la mantequilla en un cazo y añadimos la salta, el azúcar y una pizca de sal. Lo dejamos que se cocine durante 5 minutos a fuego suave.

Reservamos.

Hacemos también la salsa de queso azul, añadimos todos los ingredientes en un vaso de batidora y batimos bien, la nata liquida la añadimos poco a poco hasta que obtengamos la consistencia que mas nos guste!

Sacamos las alitas de horno y las colocamos en un col y así podemos removerlas mas cómodamente y que se impregnen bien de toda la salsa!

Servir y disfrutar!

Buen fin de semana a todos!