01
Jun

BROWNKIES: GALLETAS DE DOS COLORES

Estas galletas las he hecho para mis sobrinas, que voy a verlas hoy mismo y así las llevo algo dulce y delicioso, las he sacado de una receta del blog de Alma Obregón, objetivo cupcake perfecto y la verdad es que no pueden estar mas buenas!! tienen ese toque chic loso que tanto me gusta de las galletas americanas y por supuesto mucho sabor a chocolate, lo único que he cambiado ha sido que en lugar de usar chips de chocolate he usado chocolate blanco para la parte de chocolate y chocolate negro para la parte de las galletas de vainilla!! sinceramente ella es una experta en estos menesteres, así que no tenia nigua duda de lo ricas que iban a estar!!! eso si, la primera hornada me han salido tamaño gigante, así que las siguientes la he hecho la mitad de grandes y simplemente están perfectas!

INGREDIENTES (24 galletas)

para la masa de cookies de vainilla:

90 gr de mantequilla a temperatura ambiente

80 gr de azúcar blanco

50 gr de panela (azúcar de caña integral)

½ cucharadita de extracto de vainilla

135 gr de harina

½ de bicarbonato

1 huevo

8 onzas de chocolate negro

para la masa de cookies de chocolate:

90 gr de mantequilla a temperatura ambiente

80 gr de azúcar blanco

50 gr de panela (azúcar de caña integral)

115 gr de harina

20 gr de cacao en polvo

½ de bicarbonato

1 huevo

8 onzas de chocolate blanco

Con la ayuda de unas varillas batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se integren.

Añadimos el huevo y la vainilla y volvemos a batir.

A continuación tamizamos la harina justo con el bicarbonato y mezclamos con la ayuda de una cuchara.

Con la ayuda de un cuchillo picamos las onzas de chocolate negro y lo mezclamos todo bien.

Guardamos la mezcla en la nevera una media hora.

Hacemos lo mismo con la masa de chocolate. Primero mezclamos la mantequilla con los azucares.

Añadimos el huevo y batimos bien.

Tamizamos la harina junto con el cacao y el bicarbonato y mezclamos bien.

Partimos el chocolate blanco y lo mezclamos bien! Reservamos en la nevera media hora.

Precalentamos el horno a 180º

Una vez ha pasado el tiempo formamos bolitas del tamaño de una cucharilla, yo las hice con la cuchara y luego tuve que partirlas por la mitad, así que estáis avisados!! jijijijijijijij

Juntamos con la mano una bolita de cada sabor y las aplastamos con la mano sobre un papel de horno.

Horneamos durante 10 minutos o hasta que los bordes estén dorados. Yo he puesto 6 por hornada para evitar que se junten!

Dejamos enfriar un poco antes de pasarlas a la rejilla ya que salen bastante blanditas!!

Están de muerte!! que disfrutéis el fin de semana!