20
Abr

GAMBAS CON UN TOQUE PICANTE

Estas gambas que os muestro hoy son muy rápidas de hacer y tienen un toque picante oriental que a mi me encanta, y es que cuando hechas siracha a las cosas, cogen un punto de los mas delicioso. Yo he elegido gambones, porque me parecen mas jugosos que las gambas blancas, al ser tan carnosos están de muerte y ademas son económicos ya que podéis comprarlos congelados y quedan riquísimos!!

Pocas veces encuentro guindillas frescas, así que cuando las veo en el super no me puedo resistir, estas la verdad es que no pican casi nada, han sido un poco decepción porque a mi me gustan picantes, por eso he echado tantas, de todas maneras creo que el toque picante se lo ha dado la siracha… de todas maneras si no encontráis guindillas frescas usar secas pero en menor cantidad, y de todas maneras probarlas antes, ya que depende mucho el tipo de guindilla el picor!!

He acompañado este plato con arroz Jazmín, que es también muy fácil de encontrar y tiene mucho aroma, ademas se cuece rapidísimo, yo he cocido mas cantidad y así ya tengo para las guarniciones de otros platos o para hacer un arroz otro día! también he frito unas cabezas de gamba mucho par que estén bien crujientes y después usar un pelin de ese aceite para darle un toque al plato, esto es completamente opcional…

INGREDIENTES (2-3 personas)

16 gambones

7 guindillas frescas

1 trozo de jengibre

2 cucharadas de miel

5 cucharadas de salsa de soja baja en sal

2-3 ajos

1 cucharadita de siracha

Lo primero de todo es pelar las gambas y retirar el intestino de las mismas con la ayuda de un cuchillo.

En un bol añadimos la miel y la siracha, junto con la salsa de soja.

Pelamos lo ajos y los picamos finamente. Lo añadimos al bol.

Limpiamos las guindillas y las picamos y lo añadimos a la marinada.

Pelamos y rayamos el jengibre sobre el bol.

Lo mezclamos todo bien y añadimos las gambas, las reservamos en la nevera al menos 20 minutos.

Mientras tanto vamos cociendo el arroz, es mejor lavarlo un poco antes de cocerlo para eliminar el almidón. Cocemos durante 10 minutos en abundante agua hirviendo.

Freímos las cabezas de gamba en abundante aceite, hasta que estén muy doraditas.

Calentamos una sarten y añadimos las gambas una vez este caliente junto con la marinada.

Cocinamos unos 2-3 minutos por cada lado o hasta que cambien de color…

Servimos el arroz sobre los boles y encima las gambas, añadimos una cucharadita del aceite en el que hemos frito las cabezas de las gambas. Y a disfrutar!

Espero que os guste!